CDMX a 26 de mayo de 2021.- La Secretaría de Cultura federal, a través de la Dirección General de Sitios y Monumentos del Patrimonio Cultural (DGSMPC), avanza en las acciones de conservación y protección de la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México, uno de los monumentos históricos más relevantes de carácter religioso en el país.

Para dar cuenta de ello, autoridades de la Secretaría de Cultura y de la Catedral Metropolitana realizaron una visita de supervisión al monumento catedralicio, ubicado en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

Se contó con la presencia, por parte de la Secretaría de Cultura, de la titular de la dependencia, acompañada de la Subsecretaria de Desarrollo Cultural, el titular de la Unidad de Administración y Finanzas, el titular de la DGSMPC, el director General de Comunicación Social y Vocero y el Director de Apoyo Técnico de la Coordinación Nacional de Monumentos Históricos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). Además del deán del H. Cabildo de la Catedral Metropolitana, P. Ricardo Valenzuela; la administradora de Catedral Buena Noticia Caridad, Educación y Cultura AC, Ligia Roldán, asociación civil ejecutora de los recursos; así como representantes de las empresas que realizan los trabajos.

Las acciones de conservación de la Catedral Metropolitana consideran una inversión de 19 millones 855 mil 266.87 pesos. Se realizan en tres vertientes, la primera es la rehabilitación eléctrica, con el objetivo de prevenir y minimizar el riesgo de conflagración en el interior de la Catedral y para la reposición del sistema de pararrayos para la protección de pináculos, torres y cúpulas ante descargas en tormentas eléctricas. En este sentido, pasado 15 de mayo se llevó a cabo la sustitución del antiguo transformador eléctrico por uno nuevo de 150 kVA. Este equipo es más compacto y adecuado a las necesidades de carga eléctrica de la Catedral, tendrá una respuesta más eficiente y segura para atender la demanda eléctrica. Estos trabajos se realizan con el apoyo técnico de la Comisión Federal de Electricidad.

La segunda es el mantenimiento preventivo y correctivo a los pilotes de control con el objetivo de mantener la estabilidad estructural ante los efectos de hundimientos diferenciales; son acciones que no se habían realizado en varios años.

Así como el retiro de flora parásita y calafateo de grietas en cúpulas, bóvedas y muros; trabajos que iniciaron en febrero de este año y se prevé lleguen a su conclusión en segundo semestre del año, bajo la autorización del INAH. Tienen el objetivo de retirar los arbustos que han crecido en las fisuras y juntas de la mampostería del edificio y vulneran la capacidad estructural de sus fábricas, y para evitar temporalmente la entrada de agua de lluvia y humedades a través de fisuras y grietas en cubiertas y muros que pueden dañar los bienes muebles que se resguardan en el interior.

Este conjunto de acciones tiene por objeto minimizar los posibles riesgos y vulnerabilidades por la falta de mantenimiento; en una segunda etapa, se llevarán a cabo acciones de restauración por los daños registrados en la Catedral Metropolitana durante los sismos de 2017, las cuales tendrán continuidad a través del INAH, para ello se destinarán recursos equivalentes a 57 millones de pesos, disponibles a través del Fondo de Desastres Naturales (FONDEN).

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *