Nuevamente los ataques y las descalificaciones por parte del PRIAN han hecho evidentes las prácticas antidemocráticas con las que tratan de coaccionar la votación de manera fraudulenta en varios municipios de Campeche, como Calkiní, Hecelchakán, Palizada, Escárcega, Champotón, Carmen, y comunidades de la capital, como Hampolol.

Hace unos momentos nos informaron que colaboradores de Movimiento Ciudadano y de nuestro candidato a la gubernatura, Eliseo Fernández, fueron hostigados y amenazados, así como violentados por supuestos operadores del PRI en el estado, quienes responden a las órdenes del ex gobernador Alejandro “Alito” Moreno Cárdenas, actual dirigente nacional de dicho instituto.

El PRI, el partido con más antecedentes en el robo de elecciones, hoy quieren imponer con miedo lo que no pudieron lograr sus candidatos en campaña. Pero no lo van a lograr, no nos van a doblar ni en Campeche ni el resto de los estados donde hacen uso de dichas prácticas, por órdenes de su dirigente nacional, “Alito” Moreno.

Desde Movimiento Ciudadano se los dejamos en claro: el día de mañana se terminarán 100 años de un PRI viejo y corrupto que ya no tiene lugar ni en Campeche, ni en ningún otro lugar del país.

La elección en Campeche, como en otros estados, es por un verdadero cambio, y Movimiento Ciudadano representa el proyecto con visión de futuro que le apuesta a las y los ciudadanos de bien. Somos la tercera opción que gobernará de la mano de los mejores perfiles y dejará afuera a aquellos que han lastimado tanto a México.

A las y los campechanos les aseguramos que ni el PRI ni sus aliados, han entendido que ellos representan la vuelta a un pasado que no fue mejor. Por eso Movimiento Ciudadano está creciendo como una alternativa, y a eso le tienen pavor los de la vieja política.

Desde la dirigencia nacional de Movimiento Ciudadano, hacemos un enérgico llamado a las autoridades, estatales como federales, para que garanticen que las elecciones se celebren de manera pacífica y segura, respetando siempre la voluntad de las y los campechanos.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *